Blog >  Frustracin y aprendizaje
Frustracin y aprendizaje
Por Rocaya – 30 de octubre de 2012
La escalada es una de nuestras grandes pasiones, y la Montaa, el entorno donde podemos desarrollarla. Es ese entorno, que en ocasiones no minusvaloramos, el que pone a cada uno en su sitio y de vez en cuando nos da una leccin de humildad que debemos apreciar. Y es que en ocasiones a pesar de estar en alta montaa pensamos que nos encontramos en nuestro barrio chateando con los colegas sin valorar las dificultades y los peligros que un empresa de estas caractersticas requiere.
Hace unos meses volvamos a Vega del Urriellu con intencin de hacer un par de vas asequibles al Naranjo, la Cepeda y la Pidal Cainejo, pero nos volvimos a casa con las manos vacas, o mejor dicho llenas, pero de pensamientos frustrados. Es esa frustracin la que en ocasiones nos lleva a cometer imprudencias y de la que quiero con estas lneas resaltar su papel en el aprendizaje de la montaa, en el entendimiento de este medio que hace de nuestro hobby casi una forma de vida, y la que en ocasiones nos acompaar en el camino de vuelta a casa y de la que siempre hay que sacar una lectura positiva y hacernos evolucionar en la superacin de nuestras propias fronteras personales.

Cara norte del Picu Urriellu
Despus de casi tres horas de caminata nocturna desde el Collado de Pandbano cargados con 22 kilos de mochila llegamos a la Vega donde instalamos nuestro campamento. Sabamos que iba a hacer viento y haba probabilidad de lluvia pero no podamos imaginarnos cunto... Al da siguiente despus de una mala noche, y con gran calma (primer error) nos desperezbamos y emprendamos la subida por la canal de la Celada hacia la cara Este con poca motivacin para una escalada de este tipo.
El viento soplaba con mucha fuerza, y el fro reinaba en el lugar, lo que sumado al sueo y las fuerzas bastante justitas hacan bastante improbable que pudiramos subir a semejante cima.

La "Y" de la cara Este
Una vez llegamos a la base de la pared, en el comienzo de la va observamos que la niebla reinante en el campamento aqu ya no exista pero que algunas de las cordadas en la pared optaban por retirarse por culpa de las condiciones meteorolgicas. El retirarse en el Urriellu puede llegar a ser una tarea complicada pues la mayora de las vas no tienen reuniones equipadas y hay que tener muy claro dnde buscar los rpeles. Los que continuaban para arriba lo hacan peleando con un viento muy fuerte que haca de la escalada un juego de malabarismo desde luego que nada agradable.

ngel analizando la situacin
Tras hablar con una cordada que estaba en la Cepeda y en el tercer largo opt por retirarse por la Espejismo de Verano decidimos catar al menos la roca haciendo parte de esta ltima va al tener las reuniones rapelables.

Espejismo de verano y Cepeda (cara este)
Aqu un cutrecroquis de la va que hicimos en el refu mientras esperbamos a que el clima mejorase (entre parntesis nuestra impresin de algn paso concreto):

Croquis Espejismo de Verano
Comenc yo con los primeros metros tumbaditos fciles III por canalizos para llegar a una zona ms vertical de IV (algn pasito de IV+) y llegar a una slida reunin de dos parobolts. Continuo ngel en el segundo largo IV+ para despus de grandes dudas sobre por dnde tirar (segundo error, no habamos estudiado esta va) acometer una expuesta travesa y enfilar la lnea de parabolts que protegen la compacta placa vertical (V+) hasta llegar a la R2. Este segundo largo es el ms apretado de toda la va y bastante psicolgico.

Segundo largo Espejismo de Verano
En ese punto estbamos completamente congelados y con muy pocas ganas por culpa del viento, y la tarde se nos echaba encima as que optamos por bajarnos (acierto..) y dejar la escalada para el da siguiente que venan Gabi, Pepe y Bea.
Esa noche sera una de la peores que yo pueda recordar en la montaa, se esperaban vientos mantenidos de ms de 80 km/h con rachas de ??? junto con lluvia y todo ello con una tienda del decathlon...Despus de una noche zamorana haciendo lo imposible para que la tienda no se derrumbara al aparecer la luz del da nos dimos cuenta de que ese sera otro da perdido por la climatologa.
EL siguiente da prometa ser el da D, madrugamos esta vez con la leccin aprendida y con mucho fro nos juntamos para debatir la situacin. Pero el viento continuaba campando a sus anchas y prometa hacer de la escalada un infierno en el que no nos queramos quemar. Todas las cordadas tenan dudas pero poco a poco el hormigueo de gente comenz a distribuirse por sus diferente objetivos, esta vez dadas las condiciones de fro y viento, an ms complicados.
Despus de darle muchas vueltas decidimos acertadamente no enmarronarnos en la pared y abandonar ya que sta no era nuestra ocasin.
An as aprovechamos para observar a los valientes y duros, que a pesar de las condiciones decidieron escalar. Algunos valientes y duros y otros en nuestra humilde opinin imprudentes o locos. Una de las cordadas que vimos se meti en la Rabada-Navarro, 6a, A1 (6c+). Se trataba de una cordada de tres con una tremenda mochila (pobre segundo..) y cuyo nivel era realmente bajo pues en los dos primeros largos pele durante mucho tiempo, no quiero pensar cmo pensaban llegar arriba (750 m de va) comenzando a las 11 de la maana (imprudencia..)

Comienzo de la Rabada-Navarro

L1 IV+, A0 (6c+); L2 V+, A0 (6a+) Rabad-Navarro
Otra de las cordadas que estuvimos observando (valientes y duros) se meti en la Quinto Imperio 7b+, A0 (8b) 300 m, y nos garantiz un gran espectculo con unos tremendos vuelos en el paso duro del primer largo. Impresiona ver cmo esta cordada gestionaba la escalada con unos alejes de vrtigo en ese primer largo de 7b... :O

L1 Quinto Imperio 7b

Quinto Imperio 7b+, A0 (8b)
Lo peor de todo es que ya no nos quedaba comida, estbamos cansados y tenamos que retirarnos sin haber hecho prcticamente nada y el da nos reciba con unas condiciones totalmente antagnicas a las que tuvimos los 3 das anteriores, sol y calor.
Y es que en alta montaa es donde te das cuenta de lo pequeo que eres, donde la climatologa cambia en cuestin de minutos y donde los errores adquieren una magnitud realmente importante y peligrosa, donde hasta el ms mnimo detalle debera estar planificado y controlado y donde la prudencia siempre debe ser la primera de las virtudes.

El gran Picu Urriellu
Tras el fracaso de nuestra aventura en Picos decidimos darnos una cura con una tapia equipada (deportiva de altura) y resarcirnos con la roca pero la derrota volvi a presentarse ante nuestras caras. Montanejos fue nuestro destino y la va elegida la Monsieur 6b+ chapado.

Puente del Cantal
Mismo error que en Picos, nos acostamos tarde despus del largo viaje y haber estado escalando unas vas hasta que cay la noche. Segundo mismo error que en Picos, no hacer hecho mucho caso de la climatologa, el calor estaba asegurado y la cara sur sera un torradero digno de asar a los escaladores que lo intentasen y as fue. Nos levantamos tarde...y comenzamos a escalar a las 11 cuando la temperatura ya deba rondar los 30...

Nuestro gran vivac
Duramos dos largos y para abajo, el calor era insufrible y an no haba llegado lo ms duro...

Monsieur 6b+, Montanejos

L1 va Monsieur
La pregunta fue: Qu nos pasa? Por qu la hemos vuelto a cagar?
Las respuestas son claras y las escribo para recordrmelo a m mismo:

- No puedes elegir una tapia aleatoriamente, hay que ver la poca del ao, la prediccin, la temperatura y la orientacin.
- Tienes que madrugar (y mucho si es larga) para terminar con garantas de luz.
- Hay que acostarse pronto y descansar (obvio).
- Hay que estudiarse detenidamente el croquis, tener referencias, y saber los posibles rpeles/abandonos as como tener un plan B en caso de que est ocupada la va.
- Hay que minimizar el tiempo en pared optimizando montaje/desmontaje de reuniones, escalada de dos segundos, etc.

Estas dos aventuras fallidas me han hecho reflexionar y a pesar de haber aprendido la leccin tengo la extraa sensacin de que volveremos a tropezar en la misma piedra, pero cuando lo hagamos, si es que lo hacemos, s que la prudencia ser la que gue nuestras decisiones, y eso ser lo que garantice que podamos volver a tropezar en esa misma piedra...

Términos y condiciones | Contacto | Quienes somos